TEMAS-Archivo del blog

miércoles, 22 de octubre de 2014

To my dear friend Anselmo

Only listen to the sounds of your colors, only listen to your heart, to the stories you will like to tell, only listen to your guts, keep dancing with your own music, embrace the passion, be true to yourself, let them to talk, only talk with your best weapon and share your gift, share your talent! From your friend and number one fan, Carlos Espinal To my dear and talented friend Anselmo Liberato.

sábado, 3 de mayo de 2014

Basta Un Segundo Para Siempre

Basta Un Segundo Para Siempre. Dormía yo, soñando quien sabe qué, lo digo, porque la mayoría de las noches, sueño intensamente, pero, no siempre recuerdo la historia, el sueño. Muchas veces, mis sueños viven entre las pesadillas y el realismo mágico, son tan intensos, que parecerían ser provocados por algún fuerte medicamento. Muchas otras veces, puedo mezclar lo que sucede en la realidad de los despiertos, con las que estoy soñando. En este ir y venir de lo que es mi complicada manera de dormir, esa noche escuchaba el sonido de una sirena de bomberos. Dormir fuera de mi cama y sin mi almohada, complica aún más mi manera de soñar. En los últimos meses, durante las madrugadas, he tenido que levantarme varias veces y todos los días como una rutina para atender a mi madre que está muy enferma. Interrumpir el sueño con tanta frecuencia, te va cambiando hasta el sentido de humor, afecta tu sistema nervioso y complica el resto del día, por suerte en las últimas dos semanas ambos hemos dormido con normalidad y esto nos provoca un gran alivio. Esa sirena de bomberos no pertenecía a mis complicados sueños, no era parte de la realidad que yo había incluido en mis sueños. Un rato después de haber escuchado esta sirena, escuché la voz de mi madre, que como de costumbre me llama en las madrugadas para pedir sus medicamentos o para que la ayude al baño. Como hacía ya dos semanas que no me despertaba en las madrugadas, ese día, se me hizo más difícil responder a su llamado. La tercera vez que la escuche llamándome- “Carlos, Carlos, Carlos”- respondí tirándome de la cama de un solo salto, mientras le contestaba-“ya bajo, Mami”- así la llamamos desde que éramos niños. Corrí hacia las escaleras lo más rápido que pude y cuando llegué a los tres últimos escalones, voltee a mirar hacia su cama, para llevarme la sorpresa de que ella se encontraba profundamente dormida. En ese instante no supe que pensar y me quede un rato mirándola fijamente, hasta que me convencí de que ella llevaba en ese sueño profundo por un largo rato. Cuando de repente, veo hacia la ventana que da a la calle, observo un parpadeo de luces rojas y entonces me doy cuenta de que algo pasa en la entrada de nuestra casa; volví corriendo a la parte de arriba para poder mirar hacia la calle por una de las habitaciones. Alcance a ver un derroche de luces de carros de bomberos, ambulancias y policías, parecía una redada mezclada con un llamado de incendio, pero, justo en el centro de la cruz que componen las dos calles, estaba un lujoso carro gris con un señor de rasgos orientales, quien parecía estar en perfectas condiciones, no así su lujoso carro, el señor se movía constantemente y hablaba por teléfono parecería que con alguien conocido, después de un momento, se desmontó del auto, caminó hacia la parte trasera del mismo, para volver a montarse en el vehículo casi inmediatamente. Yo bajé enseguida y en cuclillas para no despertar a mi madre, quien seguía durmiendo profundamente, agarré mi abrigo, abrí la puerta y me dirigí a las escalinatas del balcón para descubrir que justo en la esquina donde se encuentra nuestra casa, el cuerpo de rescate, luchaba incansablemente por sacar a un hombre blanco desde dentro de un auto, que parecía abrazar al poste de luz de la esquina de nuestra casa. Desde donde yo estaba, ese hombre se veia moribundo, no supe que hacer, saque mi celular, tome una foto, traté de grabar un poco, luego sentí que no debía hacerlo, pues, no estaba en un trabajo periodístico y por lo tanto podría ser morboso, actué con el impulso natural de estos tiempos, ese impulso, ese sentido de querer conservar cada momento o de demostrar que hemos sido testigos de un gran evento, protagonistas de nuestra propia historia… Pude llegar a ver como los rescatistas tuvieron que cortar la capota del auto, el carro lo cortaron en dos partes y atándolo a un cable metálico, comenzaron a halar para poder sacar al hombre moribundo. No quise seguir mirando, volví a mi casa, vi que mi madre seguía profundamente dormida y subí a mi aposento. Pasó un largo tiempo para que yo pudiera volver a conciliar el sueño, pensé, resé por el señor moribundo del auto; de repente pasaron por mi cabeza estos últimos diez meses que han cambiado nuestras vidas y pasaron por mi cabeza como un video en fast forward. La imagen del auto y el poste de luz deteniéndolo, no se alejaban de mi mente…y pensar que a veces nos encontramos a tan solo unos segundos que pueden durar para siempre…Y pensar que puedes mirar a tu costado y reconocer que ya nada será igual, que todo te puede cambiar en un instante, que un cambio de luz puede ser el principio de un nuevo destino, el final del camino, que un poste de luz puede darte otra oportunidad, que no existe nada seguro, ni aun durmiendo en tu propia cama, ni protegido bajo tu propio techo, que realmente nada nos pertenece, que el camino está ahí y nadie conoce verdaderamente cual será el final de ese camino… La noche siguiente, nuevamente mientras dormíamos, escucho a mi madre que llama tres veces seguidas, como la noche anterior y como de costumbre respondí y corrí hacia las escaleras, para sorprenderme al verla profundamente dormida. Una hora después vuelvo a escuchar que me llama de la misma manera, esta vez más tranquilo y pensando que todo era parte de mis sueños y mis preocupaciones, bajé las escaleras con toda calma para encontrármela despierta mirando al techo, yo le pregunte que para que me llamaba y ella me respondió,-“no, yo no te he llamado, tú me llamaste tres veces y me despertaste…” Carlos Espinal 5/1/2014 11:57 P.M.

martes, 8 de abril de 2014

Entrada Sin Titulo

Somewhere in Brooklyn el amor sabe a misterio I don’t remember your name, but I can hear your voice, tus labios rojos, cantando “I'm in a New York state of mind” en Brooklyn, huyendo del ruido, del frio, escondidos… háblame, sedúceme, háblame al oído, cántame, mírame en aquel sitio oscuro con paredes ajenas, prestadas para el amor… ”I must go, it’s getting late”. Es tan fácil entrar en el anonimato, caminar sin contar tu historia, ser transparente, estar sin haber estado. Tan sencillo ocultar el rostro y seguir caminando como otro transeúnte más, llegar a la esquina del olvido…y no haber estado ahí, donde hiciste morada, en tu corazón; no tomar parte, callarte y que nadie se entere, haber vivido los otoños más ardientes sin que nadie te espere, respirar un aire compartido y seguir callados, mirando vitrinas con historias de telarañas, haber amado sin nombres ni apellidos y dejar el deseo en otras bocas y huir, huir, huir… es tan fácil haber vivido perdido en ti mismo, buscando quien sabe qué. ¿Para qué contar la historia, si ya todo está dicho? Siéntate a esperar ese amor que llegará en la mañana, míralo cruzar por el Stomp Theater que la cartelera te perseguirá por siempre, camina más abajo y descansa en la capilla, que, después de la sotana, él, te buscara como siempre; y luego, rezará para sanar sus pecados. Camina firme, que ya nadie te recuerda, no tengas miedo, saborea tus amores, sigue doblando las cuadras, descubre esos lugares donde todos te desean, se tú, niño exótico, solitario, sublime, amoroso, sonríe y continua buscando tu hogar, que la puerta no tiene cerrojo, saborea esos ladrillos que algún día hablaran de otras vidas, lávate las manos sin temor, provoca sus lujurias. Por ahí viene el rubio con su ojo tapado, su abrigo negro, protestando la desgracia que se acerca. Por ahí viene la peste negra que os acecha, camina niño punk desarraigado, saborea el aire que aun te queda espacio.

viernes, 21 de marzo de 2014


PREMIOS SOBERANO 2014 El logro positivo de cada uno de nosotros es el logro de toda una comunidad. Por medio de estas líneas aprovecho para agradecer a la Asociación De Cronistas De Arte (ACROARTE), al jurado seleccionador y a la Cervecería Nacional Dominicana por el reconocimiento que me hacen como “Mejor Actor de Teatro” por mi actuación en la obra Peter El Rojo, The Gorilla. A todos ustedes por la gran manifestación de cariño y apoyo a mi trabajo, no tienen idea como lo atesoro y lo aprecio ¡me siento muy afortunado! Lo acepto con humildad, mucho agrado y lo he disfrutado mucho, así como he apreciado y disfrutado todos las distinciones que he recibido durante toda mi carrera. Comparto este Premio Soberano 2014 como “Mejor Actor” con todos los nominados en este renglón. Nadie trabaja solo y nuestro trabajo lo hacemos para ser apreciado por los que vienen a verlo y ellos tienen en sus manos la última palabra ¡qué bueno que así sea! porque de lo contrario solo sería un juego egodistónico. Es oportuno dar las gracias a todo mi equipo de trabajo en Primera Memoria Producciones & Films, a Luis Rodríguez, Digna Alvarado, Darnell Holguin, Tyrone Holguin, Miriam Domínguez, Lally Flores, así como también las instituciones que hicieron que esta idea se materializara: Stockton Collegue, The Dante Hall Theater, La Casa Dominicana de New Jersey, La Organización Azteca, pues por ellos “El Gorilla” comenzó su travesía desde los Estados Unidos. La puesta en escena en Santo Domingo se pudo realizar gracias a la visión y el talento de Amaury Esquea, el trabajo y el cariño de Víctor Alonzo, la dedicación incondicional de Jheyson Mota con el maquillaje, el exquisito trabajo de iluminación que realizo Lillyanna Díaz, Milton Cruz, quien con su refinada visión creo una banda sonora inolvidable, Carlos Ortega en la escenografía, las ilustraciones de Hampton Rodríguez, las magníficas fotos realizadas para este montaje por Ian De Lemos, Yeimy Díaz, Dauny Studio, Escarraman Imagen De Negocios, Raymond Jaquez, Yanela Hernández, Eduardo Lora Bermúdez, Cecilia García, Lourdes López, Giovanna Sangiovanni, Leonel Lirio, Mildred De La Mota, Helis Cruz, la Licenciada Juana Vicente y al diseñador Martin Polanco. Aprovecho para enviar felicitaciones especiales por sus reconocimientos a: Doña Germana Quintana, Aleja Johnson, Carlos Veitía , Nathalie Peña-Comas, Aisha Syed, todo el elenco de Súper Willie contra los villanos, al elenco de La Boheme y a Fidel López. Reitero mi agradecimiento muy especial a la prensa y los medios de comunicación, quienes durante más de tres décadas han apoyado y proyectado todo lo que he logrado en mi carrera artística. De igual manera, a todos nuestros patrocinadores, quienes hacen posible que nuestras puestas en escena se realicen. Al público que siempre me ha llenado con tanto cariño en mis presentaciones escénicas o cuando he tenido la oportunidad de protagonizar algunas series de televisión. A ustedes, todo mi cariño y mi eterna gratitud. Atentamente, Carlos Espinal Actor/Director/Productor. Primera Memoria Producciones & Films.













viernes, 14 de marzo de 2014

CARTAS SIN REGRESOS

CARTAS SIN REGRESOS
¿A quién le habrás escrito tantas cartas? ¿A dónde habrán ido a parar todas esas palabras? ¿Por qué siempre escribías todos los meses tres cartas con el mismo rito, con los mismos silencios? Ahora tengo tantas preguntas y solo me queda un edificio en ruinas sin respuestas… esperaba con ansias ese día, el día que ibas a salir al correo porque sabía que me llevarías contigo. Llegar al correo, enviar la correspondencia, llegar a la oficina del doctor, cruzar por la misteriosa logia y mi lugar favorito, los carros rojos y los hombres listos para atacar el fuego. La sirena de las doce nos decía que era tiempo de volver a casa, pero primero la visita al fotógrafo, los saludos y el parque lleno de sombras. Algunas veces, si era sábado y cuando me portaba bien, hacíamos el recorrido hasta pasar por la iglesia y luego mi regalo favorito:-“por ser un niño bueno te toca paseo largo”-, por fin llegábamos donde podía pedir todo lo que quisiera, mis buñuelos, mis batidos , eso sí, uno a la vez y solo podía pedir lo que me podía comer…sentado en el asiento que daba vueltas hasta marearme. Cuando llegábamos al “Bebe y Vete” los señores nos miraban, ella, saludaba a todos sus amigos como si fuera una estrella de cine, por lo menos así parecían mirarla, todos la miraban admirando su hermosa cabellera negra y sus profundos ojos verdes, todos pasaban y la saludaban como si se tratara de una celebridad; yo aprovechaba para pedir mis golosinas favoritas, luego, caminábamos largo tiempo y volvíamos a casa, siempre con mi mano agarrada de la suya como si me fuera a escapar y todos la miraban… yo sentía como admiraban su belleza. Su larga cabellera negra se quedaba atrás como queriendo regresar a donde se habían ido sus tantas palabras selladas en sobres blancos. Nunca supe a quien le escribía, nunca supe a donde se habían ido sus palabras, cuáles eran sus promesas, sus ilusiones, sus esperanzas… a veces le pedía que me cargara para poder ver la cara del señor que recibiendo sus cartas le coqueteaba con la misma oración de siempre- “vendito sean los ojos que forman parte de su cuerpo”- y yo pegado a su falda, asegurándome para que no me dejara olvidado en aquel lugar por donde los sueños nunca regresaban, muy agarrado a su falda en donde me sentía tan seguro, seguro como en ningún otro lugar…como solo me hacía sentir ella. ¿Cuántos secretos habrán partido por esta casa grande? ¿Cuántas esperanzas se habrán marchado por aquí? ¿Cuantos amores que nunca volvieron? Carlos Espinal Marzo 14 12:15 am.

martes, 4 de marzo de 2014

estas donde no estas (+playlist)

Para mi representa un placer, un orgullo, compartir con este artista/creativo dominicano. Hampton Rodríguez, pertenece a ese grupo de artistas que nos hacen sentir muchas emociones a través de su arte y de la imagen que proyecta. En esta ocasión he sido el narrador del siguiente cortometraje, una bella historia en animación.

martes, 21 de enero de 2014

La Inolvidable Experiencia de El Beso De La Mujer Araña-El Musical The Kiss Of The Spider Woman-The Musical

The Kiss of the Spider Woman- the Musical. Puesta en escena en la República Dominicana
Kiss of the Spider Woman is a musical with music by John Kander and Fred Ebb, with the book by Terrence McNally. It is based on the Manuel Puig novel El Beso de la Mujer Araña. The musical had runs in the West End (1992) andBroadway (1993) and won the 1993 Tony Award for Best Musical. Despite a decidedly mixed review by Frank Rich, the musical ran on Broadway for 904 performances.

At The National Theater Of The Dominican Republic.

 
Con esta obra me paso algo muy peculiar, cuando fui invitado a ver el musical en Broadway en su semana de estreno, recuerdo perfectamente que le comente a un amigo mientras veíamos la obra – “ese personaje fue escrito para mí y algún día lo haré”- pero, jamás imaginé que me llamarían de la República Dominicana para proponerme protagonizar este musical junto a la gran Diva Cecilia García y grata sorpresa me llevé al recibir una llamada de la misma Cecilia García.  Ya había leído yo la novela y la obra teatral de Puig, pero, el musical fue una gran sorpresa, el tema y la puesta en escena no correspondían a lo que tradicionalmente veíamos en Broadway. Uno de los puntos que más atrajo mi atención fue precisamente esto, no era un Broadway de tap dance, de coros y pelucas rubias, no, me encontraba ante un proyecto poco convencional.   Las críticas en el montaje de Broadway fueron variadas, sin embargo, como no siempre pasa, el musical se impuso y duro en cartelera una larga temporada, llegando a tener 3 o más protagonistas.
 Uno de los grandes méritos de esta versión y de la puesta en escena al convertirlo en  un musical, fue justamente el respeto  por la historia original, una obra literaria nada complaciente, así como también, la buena música y lo poco tradicional de la puesta en escena.  
La posibilidad de trabajar junto a Cecilia García, era un gran regalo para mi, por lo menos así lo sentía yo, ya que admiro su capacidad histriónica como actriz y como cantante.  Saber que ella era la co productora, me entusiasmaba mucho más, porque además de su fama de gran artista, Cecilia es conocida como una mujer muy comprometida con sus proyectos y muy disciplinada.  La disciplina ante el compromiso profesional, para mi es fundamental y así también me considero  exigente y disciplinado ante mi trabajo.
 Al enterarme de que ella coproduciría la obra, me trajo aún más tranquilidad; de hecho, una de mis exigencias para yo aceptar ser parte del  elenco, era justamente, que todo lo que se refiriera a mi participación en esta producción, prefería discutirlo directamente  y únicamente con Cecilia García.  Claro,  para yo poder formar parte de este elenco tuve que adicionar como debería ser siempre.  Tuve que enviar algunas canciones, de paso me informaron que habían otros posibles candidatos para el personaje de Molina, incluyendo al cantante de salsa Víctor Manuel, entre muchos otros;  de hecho, sabía que yo no era el candidato favorito de Guillermo Cordero, el co productor y director general del musical, pero, Cecilia García apostaría a mí hasta el último momento de tomar la decisión final.  Cuando por fin tomaron la decisión final, después de muchos conflictos alrededor del personaje y quien lo interpretaría,  se anunció que Carlos Espinal seria el  “Mollina” de esta historia.    Y así comenzó a materializarse mi predicción de hacía ya muchos años…  el resto  cuna historia inolvidable e irrepetible.
Al llegar a la Republica Dominicana,  encontré  un extraordinario elenco de grandes actores, cantantes y bailarines y un director musical inigualable.  Entre mis anécdotas, recuerdo que la presión de cantar al lado de una de las más depuradas voces de la República Dominicana y una gran actriz multifacética, me creo un estrés tan grande que la primera vez que nos reunimos para escucharnos al teclado, yo sentí que fui un gran desastre y esto me sucedió en varios ensayos.   Claro, jugo un papel muy importante el hecho de que yo estaba acostumbrado a trabajar de manera diferente, en el proceso del montaje de un musical y en mi proceso actoral, para mi es imprescindible entender todas las coordenadas, conocer profundamente al personaje, entender la propuesta del director, antes de embarcarme a interpretar. Finalmente pude encontrar el engranaje, la vía, la adaptación.   Esta no era la primera vez que participaba en un musical, de hecho yo estudie en el “American Musical and Dramatic Academy of New York”,  esto no significa que yo sea cantante, pero, lógicamente si tengo un entendimiento  y entrenamiento en el género. Agregando  que todos los procesos en los montajes son diferentes, logre mantener el entusiasmo y no dejé que situación alguna entorpeciera mi entusiasmo.  El proceso de la audición y el del montaje, son dos cosas totalmente diferentes, para el primero, uno como artista tiene que llegar preparado para convencer al auditor de que uno es el actor que ellos buscan.  Una vez eres escogido, ya empiezas a conocer los puntos de vista de los productores y del director, empiezas a conocer más profundamente al autor, en el caso de que no lo conocieras con anterioridad y el proyecto de puesta en escena del director.   En mi proceso de construcción de un personaje, siempre llego con una propuesta y al mismo tiempo llego abierto a la seducción del director,  pero, jamás hago del ensayo un exhibicionismo de conocimientos, nunca finjo saber lo que no sé, lo que no entiendo; un actor debe saber y entender todo lo concerniente a la obra y a su personaje antes de interpretar y al mismo tiempo tiene que dejar espacio para seguir descubriendo, redescubriendo, dejándose influenciar y estar dispuesto a reestructurar aspectos del montaje y de su personaje todo el tiempo y hasta el final que nunca existe.   Con la ayuda de la directora de escena Verónica López, la dirección de voces de Nadia Nicola, la dirección musical del maestro Dante Cucurullo, además de la interacción lograda con los 45 artistas en escena, 14 bailarines, 15 voces y un elenco de primeras figuras, Juan Tomás Reyes, Ivonne Haza, Iván García, Orestes Amador, Miguel Ángel Martínez, Dolly García y Eddy Manuel, entre otros, logré tener una muy positiva experiencia en este montaje.  Contar con Cecilia como compañera de escena fue inolvidable, ella sabe compartir la escena, es respetuosa del proceso del compañero, su capacidad de comunicación escénica, de investigación, de los detalles, exigente en todos sus aspectos y al mismo tiempo una compañera sumamente cariñosa.   En teatro musical, la voz del personaje es la que canta y ella lo sabe como nadie,  porque lo aplica a la perfección.   Tras bambalinas, en su comportamiento como productora, jamás abandona a su equipo y responde a su compromiso todo el tiempo.  Aún en los momentos más difíciles en aspectos de producción, estuvo presente dando la cara por cada detalle y cada responsabilidad, en un país donde producir teatro, ser productor independiente, es una batalla doblemente agotadora.   Para un actor que además asuma el trabajo de productor, no es tarea fácil, pero,  Cecilia siempre supo separar ambas cosas y asumirlas con el más alto profesionalismo.  La puesta en escena de la República Dominicana fue muy bien recibida, con un gran respaldo del público y paradójicamente, mucho más grande que el trabajo que se hizo en Broadway,  esto lo digo porque en términos de la  duración de las puestas en escena y las inversiones,  no se puede comparar, porque  lo que se invierte en las puestas en escenas de Broadway no se compara con ningún otro lugar del mundo.   El trabajo realizado por el coproductor y director general, Señor Guillermo Cordero, considero fue muy acertado, una de las cosas que más admiré de su trabajo, es  que su puesta en escena, a pesar de lo estricto que son los contratos con Broadway, él, Guillermo, logró hacer su propia versión, su propia puesta en escena.  Trabajar con Dante Cucurullo como director de la orquesta fue un logro del cual me siento muy agradecido.   De este trabajo solo tengo alegrías y bellos recuerdos, unos extraordinarios compañeros de escena, un bello recibimiento del público y de la prensa.  En esta historia, las imágenes están entrelazadas a un hermoso recuerdo que han provocado el deseo de compartir con ustedes mi experiencia en El Beso De La Mujer Araña.
Carlos Espinal
Todos los derechos reservados.

jueves, 16 de enero de 2014

Napoleón Derllena y Tespis Alas De La Escena

Durante toda nuestra vida hemos escuchado decir que el teatro es “una labor de conjunto”, no importa que estés trabajando en un monologo. Aunque todo el trabajo lo haya realizado una sola persona, aun así, sigue siendo una labor de conjunto y finalmente, necesitaras la participación del público para que todos los elementos se conjuguen. El trabajo que realizan los técnicos del teatro es de vital importancia para la puesta en escena, por tal razón siempre he tenido como norma interactuar con los técnicos, conocerlos como profesionales y como personas, porque en el proceso, somos y debemos ser “una familia”.   Como actor y sobre todo como director, durante el desarrollo de la puesta en escena, tengo como un requerimiento que los técnicos conozcan todos los detalles de la puesta en escena, del proceso del actor, del músico, del bailarín, del director, el autor, el estilo del montaje, porque, de esto depende en gran medida que la puesta en escena se realice exactamente como el director la ha concebido.    En la República Dominicana contamos con maravillosos técnicos y artistas que trabajan tras la escena y lo hacen con una gran pasión. Frente al gran público que nos visitó durante la puesta en escena de Glorious en el Teatro Nacional, tuvimos la oportunidad de dedicarle la presentación y de realizar un homenaje a un técnico que ha dedicado su vida al arte escénico en el Teatro Nacional de Santo Domingo. Con gran humildad, mucho amor al teatro y una extraordinaria labor de cuatro décadas en ese importante espacio del arte escénico de nuestra nación, ha dado muestras de entrega, disciplina y tradición. En lo personal yo siento un gran aprecio por él, pues, parte de mis memorias trabajando en el Teatro Nacional, él siempre ha estado presente. Su nombre es Napoleón Derllena y orgullosamente es parte de nuestra historia teatral. En la última presentación de Glorious, le hicimos entrega de El primer “Tespis, Alas De La Escena” en el año 2013. En la foto dos generaciones Napoleón Derllena y el talentoso artista, productor y Regidor Escénico, Amaury Esquea.

Glorious- Teatro Nacional Rep. Dominicana

video













Estas primeras fotos de "Glorious" fueron tomadas por Gabriel Paulino, talentoso actor, fotógrafo, director, quien trabajo en esta producción como mi asistente de dirección. Este fue el primer ensayo la búsqueda del estilismo, desde este momento se suscitaron muchos cambios en personal técnico y creativo. El creativo lente de Gabriel supo encontrar emociones y momentos fieles a la historia de los personajes, el director y por supuesto el autor. Son las primeras seis fotos. En las fotos: Cecilia Garcia, Dante Cucurrullo, Lillyanna Diaz, Dolly Garcia, Crystal Jimenez Vicens y Cecilia Garcia.
Bellos recuerdos del gran éxito dominicano "Glorious, La Verdadera Historia de Florence Foster Jenkins, La Peor Cantante del Mundo del autor Peter Quilter- Un extraordinario elenco de grandes actores: Cecilia García,  Dante Cucurullo, Cuquin Victoria, Lillyanna Díaz, Dolly García y Crystal Jimenez-Vicens.   Las fotos de escena que aquí aparecen cortesía de José Rafael Sosa.










Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.