TEMAS-Archivo del blog

sábado, 21 de marzo de 2009

VIOLENCIA CONTRA LA MUJER/PARA TODAS LAS MUJERES QUE AMO


«Mujer maltratada con un bastón», Álbum de Madrid. Dibujo a la aguada y tinta china sobre papel.    1796–1797/  Francisco de Goya y Lucientes

This image is in the public domain because its copyright has expired
This applies to the United States, Australia, the European Union and those countries with a copyright term of life of the author plus 70 years
EXISTEN HOMBRES QUE ODIAN A LAS MUJERES AUNQUE NO PUEDAN VIVIR SIN ELLAS.
En ocasiones hemos sido testigos protagónicos de situaciones en donde se habla de las mujeres como si fueran objetos y se les compara con cosas como, carros o utensilios preferidos por el hombre, siempre con un tono de chiste, en donde se apela a un humor crudo, cruel, poco sensible y de mal gusto, casi siempre para destacar la virilidad del narrador, su potencia de macho y su capacidad de conquistador. Y mucha gente diría que hay que tener sentido de humor. Pero yo digo, no! No cuando se trata de denigrar, subestimar, lastimar, menospreciar, humillar y maltratar a las mujeres o a ninguna otra persona. Porque después de todo, ¿de donde vinimos los hombres? Cuando usted este frente a hombres que se vanaglorian de su humor sexista o de sutiles ataques en contra de las mujeres, seguramente que se encuentra usted frente a un “hombre misógino”. En estos segmentos de la sociedad se exige entendimiento, silencios, obediencia por parte de las mujeres. Y se enfatiza en la subestimación hacia los logros de las mujeres a través de la historia. Sus logros como madres, esposas, profesionales, laborales, parecen ser nunca suficientes.
Si usted observa que un hombre se expresa con estos términos hacia una mujer, aunque sea en una sección de chiste, esta usted frente a un MISOGENO. La conducta de un misógino puede revelar a un autentico patrón del abuso.


Como ejemplos del hombre Misógino podemos decir que algunas veces estos tipos se comportan como los mas grandes seductores y genios del romance y la suavidad, luego sufren unos cambios, muchas veces paulatinos y en otras situaciones, repentinos y por cualquier situación tonta y sin sentido, se vuelven agresivos, maltratan a su pareja, tratan de bajarle el autoestima, le gritan, la desprecian y en esta agresividad se podría llegar al maltrato físico, siendo ya este maltrato psicológico una situación trágica.
Uno de sus grandes talentos suele ser humillarla frente a otras personas, resaltando cosas que la avergüencen y la empequeñezcan ante los demás. Esto, los hace sentirse en total y absoluto poder sobre su compañera.
Suelen provocar el aislamiento de ellas, tratan de alejarlas de sus familiares y amigos. Buscan todas las excusas para psicológicamente ir cambiando los gustos y la personalidad de su pareja. Suelen tener un olfato perfecto para llegar hasta mujeres con una baja autoestima o mujeres que se sienten solas.
No siempre los síntomas son obvios, pues, en muchas otras situaciones son “agresivos-pasivos” y van llevando lentamente a estas mujeres por el camino de la duda, la inseguridad y el aislamiento. De esta forma personas que se destacaban como triunfadoras, luchadoras, seguras, bellas, pueden fácilmente llegar al más bajo nivel de autoestima. En esta situación el hombre Misógino, también sufre, porque a pesar de verse tan fuerte, en el fondo tienden a ser vulnerables e inseguros y por eso es que necesitan tener control sobre alguien que no los vaya a dejar solos. El origen y la raíz del problema de los Misóginos esta en su niñez. La sociedad nos enseña desde niños, también en nuestros hogares, en las escuelas, en los medios de comunicación, a ver parejas que se comportan de tal manera, tomando los abusos como una conducta natural. Actitudes machistas, apoyadas por un maltrato físico y/o verbal hacia las féminas. A los varones los enseñan a no llorar y a las hembras a ser sumisas ante los roles de la vida.
La publicidad, los medios de comunicación, en la mayoría de los casos, nos venden la idea de que hay que sufrir para lograr el amor. Entre mas trágicamente sufre la “protagonista” de la telenovela, mas nos identificamos con ella. Personajes unidimensionales desdibujan los roles que se supone debemos vivir en la sociedad: “la mala”/ “la buena”/ “El galán que provee seguridad”/ “El Villano que es malo porque sí”.
Lo que quiero enfatizar es que la sociedad juega un papel fundamental en apoyar y promover el carácter del hombre conocido como ”Misógino”. Para evitar que esta conducta siga reproduciéndose en nuestra sociedad, es necesario revisar los roles en la familia, permitir que aflore la vulnerabilidad que cada hombre lleva por dentro y la fortaleza y seguridad que muchas veces se reprime en las mujeres. Desarrollar una verdadera autoestima tanto en las niñas como en los niños. Valorar los efectos del afecto, distinguir entre el abuso y el amor.
En nuestra sociedad las parejas deben tomar decisiones de común acuerdo y entender que uno no es ni vale más que el otro.
Y sobre todo, que la sumisión, por el solo hecho de ser mujer, es cosa de un gran error de la historia.
Es importante saber que los hombres Misóginos llevan esta conducta a otras mujeres, no necesariamente a sus esposas y novias, sino también a sus hermanas, madres y compañeras de trabajo.

No sea victima de un hombre abusador, no le busque excusas a su comportamiento, no se siente a esperar por un cambio, mientras él la aniquila y la maltrata física y psicológicamente. Busque ayuda, no permita que haga chistes que la denigran, recuerde que hay un maltrato sutil casi imperceptible, descúbralo a tiempo, porque un día puede ser demasiado tarde...
Nunca es tarde para salir de las garras de una relación de maltratos y abusos. No se convierta en una estadística. Siempre queda tiempo para rehacer su vida.

Diga: ¡no! Al abuso y a la violencia contra la mujer!


Translate

VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.